Etiqueta - resistencias

1
Merezco estar bien
2
Pasar la página
3
Sorteando las resistencias
4
Me apunto en la luz
5
La ley de la atracción no me funciona
6
La fuerza que quiero

Merezco estar bien

Slide07

El precio de la paz interior

Si quiero paz, elijo la dirección que le doy a mi energía.

Ante cosas que me enojan (o me dan lástima, miedo o cualquier otra resistencia), generalmente trato de justificarme que tengo razón en mi enojo, le explico a otras personas, recibo su apoyo y al final, a pesar de mis esfuerzos, acabo con disgusto, con mi energía drenada y un bajo nivel de vibración. Al final pierdo de una u otra manera.

La mejor opción es elegir pensamientos que me construyan:

«Me hicieron tal cosa y eso me enoja. Tal vez yo tenga algo de responsabilidad, al menos en haberme puesto en el momento y lugar incorrectos. Sea como fuera, quiero ser mejor persona y además quiero estar en una frecuencia en la que atraiga personas y eventos más armoniosos. Voy a moverme ya en esa dirección.»

Esa es la mejor estrategia para salir del barrial y darle una dirección más constructiva a mi energía.

Pasar la página

Slide08

Suelto porque no me sirve

Si algo podemos aprender de los niños es que no se quedan pegados en las resistencias.

Después de llorar por un golpe, rápidamente regresan al juego. El enojo no dura más de algunos minutos. La tristeza la olvidan en un instante.

Tienen la capacidad de pasar la página y conectar de nuevo con el bienestar.

Es más valioso sentirse bien que cualquier cosa que haya pasado.

Esa es uno de los aprendizajes más beneficiosos para moverme efectivamente hacia la vida de mis sueños.

Sorteando las resistencias

Slide2

Puedo sortear los obstáculos

Quiero llegar adonde he elegido ir.

A veces me aparecen piedras en mi camino y quiero que sólo sean una resistencia momentánea. Quiero que mi energía siga fluyendo en la dirección elegida con toda la inspiración de la intención original.

Quiero aprender del agua a rodear, saltar, y hasta bailar alrededor de los obstáculos y limitaciones que me encuentre en mi camino.

Quiero aprender a poner toda mi atención en lo que quiero y no en los impedimentos. Es obvio que tendré que hacer algo con algunos de esos estorbos, y lo haré, pero manteniendo mi visión general de llegar adonde me lo he propuesto.

Porque en ocasiones me he quedado luchando en contra de algún obstáculo y he perdido mi dirección, es que ahora quiero hacer lo que hace el agua.

Me apunto en la luz

Slide21

Quiero estar matriculad@ siempre del lado de la luz.

Si de algo tengo claridad, es de eso.

Quiero aplanchar mis arrugas y recoger mis regueros. Quiero dejar atrás mis resistencias: enojo, miedo, tristeza, preocupaciones y todos los demás pensamientos que me disminuyen y emociones que me destruyen.

Quiero fortalecer mis virtudes: sentir más amor por mí y por los demás, vivir con más alegría, más coherencia, más inspiración y cada vez con más sabiduría.

Conecto con la luz cuando conecto con mi esencia, con lo mejor de mí.

Ya sé que:

  • El torrente de energía positiva, creativa e integradora fluye deliciosamente en mi estado natural de bienestar
  • Lo que me desconecta de la luz son los pensamientos y emociones negativas – las resistencias
  • Al relajar, aflojar y dejar ir las tensiones, permito que la energía de mi esencia empiece a fluir
  • Al conectar con mi esencia me centro, me integro e inicio el proceso de desatar todo mi potencial
  • A partir de allí me construyo de manera impresionante

Allí está mi verdadera fuerza.

La ley de la atracción no me funciona

Slide15

En la película El Secreto no nos explicaron el secreto.

“Supongamos que la cosa es así de fácil como decís.  Explicame entonces, si siempre he soñado un montón de cosas que quiero, ¿por qué no me llegan?”

Porque en cierto momento vibro riquísimo con esto que quiero, pero de inmediato me pongo a pensar que no lo podré conseguir con el dinero que recibo, que eso sólo existe en las películas o que no me lo he ganado. En un momento siento la maravilla de la vida de mis sueños y de seguido interpongo la resistencia.

La resistencia es todo aquello que me bloquea, que me limita y que se siente muy feo. El miedo a lo que podría pasar, la duda de dejar atrás lo que ahora es, el enojo de que he querido y no lo he tenido, las creencias de que no puedo, no lo merezco o no lo creo, son todas resistencias que me cierran las puertas.

Por un lado lo atraigo y por otro le cierro las puertas.

Por un lado vibro en armonía con lo que quiero y de inmediato me pongo a vibrar en oposición a lo que quiero.

Para atraer lo que quiero tengo que mantenerme vibrando en armonía con lo que quiero.

No es que tengo que estar pensando todo el tiempo en eso. Es estar alegre, confiad@ y con gratitud – justamente las emociones que siento cuando pienso en lo que quiero.

Hace casi dos mil años Marcos 11:24 lo sintetizó de una manera proverbial: «Por eso les digo, todo lo que pidan en oración, crean que ya lo han recibido y lo tendrán.»

Ese es el mejor resumen del proceso de atracción que conozco.

La fuerza que quiero

Slide23

El temor y la debilidad existen cuando no entiendo que tengo el poder…

…de emitir la vibración de la fuerza y que el universo responde dándome más fuerza.

Cuando pongo mi atención en la fuerza que quiero, empiezo a abrir las válvulas para que fluya más y más energía de la fuerza de vida.

Debiera sentir mi fuerza interior de manera natural y espontánea. La razón por la que no siento esa fuerza es porque la he bloqueado con temores, creencias de limitación y otras resistencias aprendidas durante la vida.

El problema es que me creo esos pensamientos y expectativas de que no tengo suficiente fuerza,  porque han pasado cosas que me hacen llegar a esa conclusión. Si sigo en esa línea sólo voy a reforzar las limitaciones, los miedos y las debilidades.

Para soltar esas resistencias, pongo mi atención en la fuerza que quiero y en las razones de por qué la quiero. Así empiezo a generar una vibración fresca, poderosa y constructiva. Repito este proceso hasta cambiar mi vibra y empezar a soltar las resistencias. Lo hago hasta que la energía de la fuerza interior empiece a fluir.