Biocreación

El arte de conectar lo mejor de mí,
con quien soy en lo más profundo de mi ser
y desatar el potencial que llevo dentro…

Con los pies muy firmes en la tierra y los brazos alcanzando los sueños.

1
La ley de la atracción no me funciona
2
La mejor etapa de mi vida
3
Soy responsable de lo que me sucede
4
Transformarme es una elección
5
Alcanzando la vida de mis sueños
6
La fuerza que quiero
7
Lo que sucederá en mi vida
8
Niños
9
Tierra
10
Energía fluyendo

La ley de la atracción no me funciona

Slide15

En la película El Secreto no nos explicaron el secreto.

“Supongamos que la cosa es así de fácil como decís.  Explicame entonces, si siempre he soñado un montón de cosas que quiero, ¿por qué no me llegan?”

Porque en cierto momento vibro riquísimo con esto que quiero, pero de inmediato me pongo a pensar que no lo podré conseguir con el dinero que recibo, que eso sólo existe en las películas o que no me lo he ganado. En un momento siento la maravilla de la vida de mis sueños y de seguido interpongo la resistencia.

La resistencia es todo aquello que me bloquea, que me limita y que se siente muy feo. El miedo a lo que podría pasar, la duda de dejar atrás lo que ahora es, el enojo de que he querido y no lo he tenido, las creencias de que no puedo, no lo merezco o no lo creo, son todas resistencias que me cierran las puertas.

Por un lado lo atraigo y por otro le cierro las puertas.

Por un lado vibro en armonía con lo que quiero y de inmediato me pongo a vibrar en oposición a lo que quiero.

Para atraer lo que quiero tengo que mantenerme vibrando en armonía con lo que quiero.

No es que tengo que estar pensando todo el tiempo en eso. Es estar alegre, confiad@ y con gratitud – justamente las emociones que siento cuando pienso en lo que quiero.

Hace casi dos mil años Marcos 11:24 lo sintetizó de una manera proverbial: «Por eso les digo, todo lo que pidan en oración, crean que ya lo han recibido y lo tendrán.»

Ese es el mejor resumen del proceso de atracción que conozco.

La mejor etapa de mi vida

Slide26

Estoy por crear la mejor parte de mi vida.

Desde el momento en que yo elijo una actitud hacia la vida que sea acorde con lo más auténtico de mi ser, me empiezo a sentir libre de todas esas cargas que vengo arrastrando desde tiempo atrás.

Esas cargas son los hábitos de pensamiento y sentimiento (y creencias y expectativas) que aprendí desde muy temprano y de los cuales normalmente no soy muy consciente.

Pero ¡suficiente!

Ya no quiero arrastrar más cargas. Ahora sólo quiero lo que me fortalezca, me alegre y me libere.

Elijo desde lo más profundo de mi ser, construir la vida que siempre he querido vivir. Lo haré paso a paso, con gentileza y con mucho amor hacia mí mism@.

Qué delicia sentir esa fuerza. ¡Qué libertad! ¡Qué cosa más extraordinaria!

Soy responsable de lo que me sucede

Slide05

Si yo soy el/la arquitect@ de mi propio destino…

…entonces todo lo “bueno” y “malo” que me rodea lo he provocado yo mism@.

Si me va bien es porque he conectado con la vibra que hace que las cosas me salgan bien, que atraiga lo que quiero y que disfrute de la vida.

Si me va mal, lamentablemente yo soy quien se ha puesto en el lugar y momentos justos para que las cosas vayan mal, con mi mente cerrada y sin alcanzar a ver las oportunidades frente a mis propios ojos.

Las personas más felices, los líderes más influyentes, los pensadores más célebres y las empresarias más exitosas tienen en común la cualidad de asumir la responsabilidad de lo que sucede en sus vidas. Si les gustan los resultados, siguen haciendo más de lo mismo. Si no, cambian su manera de pensar para cambiar los resultados.

No hay nada más enriquecedor que asumir la responsabilidad de todo lo que me sucede en la vida. Dejo de culpar a los demás o a la sociedad, dejo de quejarme y dejo de juzgar.

Me libero de toda esa pequeñez y asumo las riendas de mi destino.

Transformarme es una elección

Slide08

Elijo sentir que valgo.

Elijo sentirme muy bien conmigo mism@ y que merezco las cosas buenas.

Reconozco que muchas de las creencias viejas que cargo, me han llevado por caminos inadecuados.  Por eso, elijo libre y conscientemente cambiar todo lo que tenga que cambiar para entrar en esta nueva etapa de mi vida.

  • ¿Quiero darme la libertad de elegir un cambio?
  • ¿Puedo sentir ya una corriente de energía fresca y poderosa?
  • ¿Puedo sentir como se empieza a desatar mi fuerza interior y una sensación cálida de aprobación surge desde lo más profundo de mi ser?

En estas páginas encontraré un proceso impresionante, novedoso y efectivo para descubrir mi valor.  Al realizarlo, logro aumentar mi autoestima, la apreciación de mí mism@ y mejorar todo lo que me rodea.

El objetivo principal es conectar con mi esencia.

Alcanzando la vida de mis sueños

Slide12

¡Quiero vivir la vida que siempre he soñado vivir!

Cuando vibro de manera armoniosa con lo que más quiero, siento rico y vivo feliz.  Si logro mantenerme vibrando en armonía, más temprano que tarde se manifestará todo lo que es armonioso con mi vibración – la vida de mis sueños.

En otras palabras y con más detalle:

Si sé hacia dónde quiero ir, la mitad del camino está recorrido.  La otra mitad es soltar, aflojar, permitir.  Suelto incluso la obsesión por obtener aquello que quiero. Aquí hay una aparente contradicción: dejar ir lo que quiero.

“Si suelto lo que quiero entonces dejaré de atraerlo.  Además temo que se me meterá lo que no quiero.”

Cuando suelto, aflojo, acepto, entrego y libero, me alineo con mi esencia.  Cuando me alineo, la energía fluye y las manifestaciones concretas le siguen. Por otro lado, cuando me obsesiono por vibrar con insistencia con lo que quiero, todavía estoy vibrando desde la escasez, con algo de resistencia y la energía no fluye libremente.

Se manifiesta sólo lo que está en armonía con mi esencia y eso es justamente la vida de mis sueños.  Nada de lo que no quiero se meterá mientras no lo atraiga.

Acepto que estoy donde estoy, que no me gusta donde estoy y que quiero ir en otra dirección.

Lo que sigue ya no es mi responsabilidad, sino del Universo. Ahora la vida de mis sueños es responsabilidad del Universo.

Yo solo acepto y suelto.  Dejo ir.  Me abro. En estado de aceptación, las cosas que quiero se manifiestan más fácilmente en mi vida. Acepto que lo que es sea como es, que lo que fue así fue y lo que será simplemente será de la manera en que vaya a ser.

¿Puedo sentir una energía especial cuando simplemente dejo ir?

¿Puedo sentir cómo fluye esa energía?

La fuerza que quiero

Slide23

El temor y la debilidad existen cuando no entiendo que tengo el poder…

…de emitir la vibración de la fuerza y que el universo responde dándome más fuerza.

Cuando pongo mi atención en la fuerza que quiero, empiezo a abrir las válvulas para que fluya más y más energía de la fuerza de vida.

Debiera sentir mi fuerza interior de manera natural y espontánea. La razón por la que no siento esa fuerza es porque la he bloqueado con temores, creencias de limitación y otras resistencias aprendidas durante la vida.

El problema es que me creo esos pensamientos y expectativas de que no tengo suficiente fuerza,  porque han pasado cosas que me hacen llegar a esa conclusión. Si sigo en esa línea sólo voy a reforzar las limitaciones, los miedos y las debilidades.

Para soltar esas resistencias, pongo mi atención en la fuerza que quiero y en las razones de por qué la quiero. Así empiezo a generar una vibración fresca, poderosa y constructiva. Repito este proceso hasta cambiar mi vibra y empezar a soltar las resistencias. Lo hago hasta que la energía de la fuerza interior empiece a fluir.

Lo que sucederá en mi vida

Slide06

Me hago grande cuando asumo la responsabilidad de mi destino.

Ya no espero que vengan a rescatarme o a favorecerme, sino que me pongo en el asiento del conductor y empiezo a elegir la dirección que le doy a mi energía.

Y no se trata de esforzarme y luchar incansablemente, pues ese es el camino difícil. Se trata de cambiar mi manera de pensar para emitir una vibra más positiva.

Cuando pongo mi atención en las cosas que me gustaría vivir y por qué quiero vivirlas, produzco cambios en mi mente que me abrirán puertas en esa dirección. Lograré ver oportunidades donde antes no las veía, se me ocurrirán ideas que antes no tenía y sentiré fuerza cuando antes me sentía aplastad@ por la realidad.

Si me asusto con esta idea es porque estoy poniendo mi atención en los obstáculos, los fracasos anteriores y las limitaciones que he visto en el pasado. Y si sigo ese camino, me toparé con obstáculos, fracasos y limitaciones.

Justamente este es el asunto: mi pensamiento es causa, mis condiciones de vida el efecto.

Por eso, pongo mi atención en lo que quiero y por qué lo quiero. Así, la vibración que genero es de pura energía positiva.

Energía fluyendo

Slide09

Cuando fluye la energía, siento que valgo.

Cuando conecto con mi esencia, evoco la alegría, la abundancia, el éxito, la libertad, la fuerza y todas esas emociones características de “lo mejor de mí”. Ese es mi estado natural, en el que puedo fluir deliciosamente disfrutando mi camino mientras vivo la vida de mis sueños.

Ya no me cuestiono si he logrado lo suficiente, ni lo que dirá la gente, ni ninguna de esas necedades. De todos modos por allí no es como alcanzo a sentir mi valor.

Siento mi valor cuando fluye mi energía.