¿Cómo cambiar? – V

Si quiero que mi vida sea diferente, debo pensar de manera diferente.

Para pensar de manera diferente, cambio las creencias desde donde parten los pensamientos.

Sección V

 

Me he propuesto que si algo no funciona en mi exterior, debo buscar la causa en mi interior.

Sugerí que en vez de despilfarrar la energía buscando la culpa, asumo mi responsabilidad.

En vez de…

  • justificar por qué estoy donde estoy
  • explicar por qué estoy aquí
  • investigar cómo fue que llegué hasta aquí

…acepto que estoy donde estoy y quiero moverme hacia donde preferiría estar.

Hoy subo otro peldaño de esta responsabilidad.

 

Si yo sigo haciendo lo mismo de la misma manera,
mi vida seguirá siendo la misma

 

Slide17Respiro profundamente y cierro mis ojos.

Pretendo por un instante que estoy en un globo y subo a una gran altura desde la cual veo el panorama.

Logro alcanzar la altura suficiente a partir la cual observo la historia de mi vida desde su inicio hasta ahora.

Veo lo que he sido, lo que he hecho y lo que he tenido hasta ahora.  Percibo la dirección que lleva mi vida.

Comprendo que si sigo haciendo lo mismo que he venido haciendo, la dirección seguirá siendo la misma y mis condiciones de vida seguirán siendo parecidas.

En este preciso momento de mi vida y justo en este lugar en el que estoy, tengo la oportunidad de elegir.

  • ¿Me satisface la dirección que lleva mi vida?
  • ¿Me gusta lo que tengo y lo que hago?
  • ¿Me gusta como soy?

Si la respuesta es sí, no tengo nada más que hacer y sigo campante con mi vida.

Si la respuesta es que hay cosas que quisiera que fueran diferentes, entonces hay una o varias causas que debo cambiar.

Distingo alguna de estas causas y sigo su rastro hasta la raíz, hasta el pensamiento mismo que le da origen.

Aíslo por un momento ese pensamiento – ignoro cualquier otra energía, pensamiento o emoción que ande por ahí.

Me reúno a solas y en silencio con ese pensamiento.

Lo pienso y distingo si me hace sentir rico o feo.

Si siento feo, esa emoción me señala una distancia respecto a lo que yo (desde mi esencia) quisiera con relación a ese tema.

Reformulo una y otra vez ese pensamiento de manera constructiva, hasta lograr que me lleve hacia una dirección deseable, que se sienta mejor.

Repito el proceso con otros pensamientos que surgen durante este proceso.

Al cabo de un rato, tendré a mi disposición los pensamientos que me hacen sentir bien con respecto al punto que quisiera cambiar en mi vida.

Si cambio mi pensamiento, cambio los efectos, las condiciones a mi alrededor.

Tengo la posibilidad de cambiar mi destino.

Al elegir pensar de manera diferente, mi vida empezará a ser diferente.

”Entiendo lo que explica esta Ley de Causa y Efecto.  No es lo que he aprendido a lo largo de mi vida, pero algo dentro de mí me dice que le ponga atención.”

”Mi pregunta es con respecto al dinero.  He aprendido que tengo que estudiar más, trabajar duro y esforzarme mucho para tal vez lograr tener dinero.  Esta ley me dice que depende totalmente de mi pensamiento.”

”Si yo cambio mi pensamiento y me acuesto en una hamaca, ¿me llegará más dinero que por la vía del esfuerzo?”

Te recomiendo revisar las páginas sobre el éxito, pues allí tenés disponibles muchos más recursos de los que usaremos ahora.  Pero decime: Cuando pensás en tener mucho dinero, ¿qué obstáculos o resistencias surgen?

Slide21“Siento que el esfuerzo por conseguirlo es tan grande que se pierde la vida, la familia, el tiempo para uno mismo.”

Suficiente.  El sentir que vendés tu alma por unos billetes es terrible.

“Sí, yo no nací para eso.”

Ahora, ¿Qué es algo que podés hacer muy bien y te gusta mucho?

“Me encanta correr ríos en balsa, la naturaleza, la aventura.”

¡Buenísimo! ¿Podés imaginarte por un momento dedicándote a llevar clientes a los ríos, guiando su aventura de pura adrenalina y mostrándoles esos lugares tan fascinantes que conocés?

”Eso sería apasionante, pero…”

Los “peros” todavía no, por favor.

Podés permitirte pensar que lográs de alguna manera hacer una alianza con alguna empresa que usaría este servicio para motivar a sus empleados.  Tal vez podrías lograr un acuerdo con una operadora de turismo.  Suponé que te aceptan alguna de las propuestas y al cabo de unos meses ya has realizado algunos viajes con mucho éxito.

”Me cuesta creerlo, pero allí estoy con mi gran sonrisota.”

Movete unos años hacia adelante, imaginate que estudiaste administración de empresas y ya tenés una operación decente y está en crecimiento.  Empezás a tener ingresos que aumentan poco a poco.  ¿Te gusta lo que ves y lo que haces?

”Más que eso.  Sería la fantasía de mi vida.”

¿Qué pensás ahora sobre el esfuerzo?

”No, allí no hay esfuerzo, es solo pasión.”

Pero te dije que empezás a tener ingresos que aumentan poco a poco.  ¿Los ves? ¿Podés tocar ese dinero?

”Claro, esto es delicioso, es una fiesta.”

Con esta vibración, tenés lo necesario para cambiar la creencia de que para tener dinero se pierde una vida.

Si cambiás esa creencia y algunas otras que te estorban por allí, estarás afectando tu destino.

Antes no veías posibilidades de vivir una vida apasionada y también ganar dinero.

Con tu creencia vieja, aunque se te hubiera aparecido una oportunidad de frente, no la habrías tomado, pues no lo creías posible.  Ahora ves esa oportunidad e incluso tal vez te decidás a perseguir ese sueño.

Este fue un ejemplo de cómo cambiar mi forma de pensar.

Ahora podés poner tu atención en muchas otras cosas que serán necesarias para que tu sueño se manifieste.  Seguí los pasos indicados en las páginas de Éxito y te facilitarás mucho ese proceso.

En las próximas páginas haremos un ejercicio práctico para reforzar la asimilación de esta información.

Paso al tema siguiente