Archivo - October 11, 2014

1
¿Niños conectados?

¿Niños conectados?

Aquí y ahora

Slide02

Basta observar a un niño antes de sus tres años para comprender qué es conectarse con la esencia.

Son libres, sin prejuicios y naturalmente alegres. Su energía fluye deliciosamente, no necesitan calcular qué decir o cómo ser para ser aceptados y fácilmente pasan la página después del enojo o el miedo.

Viven el momento presente.

Como dice Konrad en su Arte de la Simpleza: “Cuando dejo de ponerle atención al drama de la vida, entonces solo queda la presencia en silencio.”