Archivo - agosto 2014

1
Mi camino
2
Mi autenticidad
3
Atrayendo la vida de mis sueños
4
Las voces interiores
5
Entendiendo la atracción

Mi camino

Slide27

Quiero vivir una vida intensa, con abundancia y felicidad.

Siempre supe que había un camino de crecimiento personal absolutamente seguro para alcanzar esos estados tan extraordinarios.

Aspiraba a conectarme con mi mayor potencial humano. Busqué ese camino durante muchos años en libros y cursos, hasta que logré descifrarlo:

Ese camino de crecimiento personal es en realidad un arte…

El arte de descubrir lo mejor de mí, la esencia de la persona que verdaderamente soy y vivir desde allí en todo momento de mi vida.

Mi autenticidad

Slide02

Soy auténtic@ cuando respeto lo que anhelo desde lo más profundo de mi ser.

Si al elegir cualquier rumbo me baso en lo que siento más coherente con “lo mejor de mí”, me aseguro de vivir lo que más me ilusiona, lo que me alegra, lo que me libera y me construye.

Si desde lo más profundo de mi ser quiero tener éxito pero vibro con los obstáculos y dificultades para alcanzarlo, me estoy traicionando. Si anhelo paz y tranquilidad pero me enfoco en los desajustes, no estoy siendo auténtic@.

Si deseo ser músico, pero estudio otra cosa porque promete un mejor rendimiento económico, me estoy traicionando. Si quiero ser más espontáneo, pero no me lo permito porque mi pareja se podría molestar, no estoy siendo auténtic@.

Para encontrar mi autenticidad busco adentro.

Hago a un lado lo que se espera de mí y el qué dirán, para poder identificar lo que viene de mi esencia. En vez de calcular qué me conviene más, permito que lo que anhelo emerja desde adentro.

Empiezo poco a poco y avanzo a paso firme.

¡Desde ya siento lo poderoso de este proceso!

Atrayendo la vida de mis sueños

Slide18

Quiero comprender el proceso para alcanzar la vida que siempre he soñado vivir.

Aunque parezca ilógico, el proceso es sencillo.  En las páginas de este sitio comprenderé las razones por las cuales este proceso funciona.  También comprenderé las razones por las cuales no todas las personas lo logran.

Entro muy profundamente dentro de mí y me pregunto qué es lo que quiero. Me permito imaginar cómo sería mi vida con eso completamente manifestado.

Identifico dentro de esta creación cómo me siento con eso ya realizado en mi vida. Busco cualquier “excusa” para permitirme sentir esa emoción ya.  La llevo a mi vida cotidiana.

Acepto, suelto, dejo ir toda expectativa y así elimino las resistencias. Permito, entro en estado receptivo, me abro.  Así, la energía de eso que quiero puede manifestarse.

Si pudiera simplemente realizar este proceso como lo haría una niña de tres años, no necesitaría más explicaciones.

Pero a través de mi crecimiento he incorporado hábitos de pensamiento y sentimiento resistentes y rápidamente las creencias entran en acción y me señalan una y otra razones por las cuales esto no puede ser es así. En efecto, ya escucho mis voces interiores con toda una discusión interna a favor y en contra del asunto.

Si quiero, puedo quedarme allí en esa asamblea de “dimes y diretes” o puedo avanzar por esta puerta que se me acaba de abrir.

Las voces interiores

Slide03

En mi conversadera interior pueden estar presente muchas facetas o voces…

…lo que he aprendido, lo que dicen los maestros, lo que se espera de mí, lo que calculo que es lo mejor, lo que quiero evitar y más.

Todas esas voces interiores quieren que yo haga (o no haga) una cosa u otra.

Son las voces de mi personalidad que tratan de predominar porque realmente creen que eso es lo mejor para mí. Pero si hacen bulla y presionan por prevalecer, no son la voz de mi esencia.

La voz de mi esencia se caracteriza por quedarse en silencio respetuoso esperando a que yo me calme, me inspire y me abra a escucharla.

Entendiendo la atracción

Slide17

Todo en el universo es vibración.

Eso mismo dice la ciencia (sobre todo la física cuántica en las últimas décadas) y lo dicen las filosofías (las orientales desde hace milenios y la metafísica occidental más recientemente), además de otras disciplinas.

La vibración es el lenguaje universal. 

Esas seis palabras son extremadamente importantes. Este mundo material que me rodea, en su esencia es pura energía. La percibo material, dura, densa y real a través de mis sentidos, los sensores maravillosos con que he sido dotad@.  Pero este piso en el que estoy parad@ es sólo energía vibrando en una cierta frecuencia.

Para hacer el cuento corto, si todo es energía vibrando de cierta manera, al cambiar mi manera de vibrar, cambio la dirección de mi vida y cambian las manifestaciones a mi alrededor. Es así porque atraigo lo que es similar a como estoy vibrando – es lo que dice la ley de la atracción.

La vida de mis sueños tiene una frecuencia vibratoria específica y para atraerla, lo que hago es alinearme con esa frecuencia. Vibro eso, siento eso, disfruto eso que imagino, me veo viviéndolo como si ya fuera una realidad.

Si vibro con lo que veo alrededor de mí, atraigo más de eso. Si vibro con lo que sueño, atraigo más de lo que sueño.