Archivo - July 2014

1
¿Qué me apasiona?
2
¿Quien dirige mi vida?
3
¿Por qué siento que no valgo?
4
Sintiendo la atracción
5
Me apunto en la luz
6
¿Que será de mi vida?
7
¿Cómo hago para sentir que valgo?
8
La ley de la atracción no me funciona
9
La mejor etapa de mi vida
10
Soy responsable de lo que me sucede

¿Qué me apasiona?

Slide24

Seguir mi pasión es asegurarme el éxito.

Al encontrar cuál es mi pasión, mi camino hacia el éxito está prácticamente asegurado pues…

  • mi fuerza interna
  • mi determinación
  • mi inspiración
  • y mi alegría

…serán incontenibles.

Porque la pasión, así como todo lo que proviene de mi autenticidad es incontenible, irresistible, ilimitado y arrasador.

Eso parece un anuncio publicitario, pero es real. Los triunfadores más destacados lo confirman.

Me conecto con la esencia de quien soy en verdad y todo lo demás se acomoda.

La pasión es aquello que me ilusiona profundamente hacer, que me carga de energía en vez de desgastarme.

Seguir mi pasión…

  • no implica esfuerzo, sino placer
  • lo que haga, lo voy a hacer muy bien pues me fascina hacerlo
  • lo voy a hacer más rápidamente porque voy a querer dedicarle todo el tiempo de mi vida

Encontrar cuál es mi pasión y dedicarme cada vez más a ella es mi camino. Si no lo hago me estaré traicionando.

¿Quien dirige mi vida?

Slide04

Normalmente yo diría que yo soy quien dirijo mi vida.

Lamentablemente eso es falso en la mayoría de los casos.

Si me deja mi pareja y me siento perdid@, si alguien me dice alguna barbaridad y me enojo, si me roban y pierdo mi tranquilidad y me vuelvo miedos@, estaré soltando las riendas de mi vida y entregándolas a esas cosas o personas.

Eso no es lo que quiero, pero aún así lo hago. Lo que quiero es ser la/el conductor@ del vehículo y no un@ pasajer@ en el asiento de atrás.

Ante el enojo, si me doy la razón y juzgo, voy a meterme más profundo en ese enojo y yo soy quien más pierde. Lo mismo con cualquier emoción negativa.

Por el contrario, si acepto lo que ha pasado aunque no esté de acuerdo y acepto que quedarme allí me hace más daño que bien, y me propongo poner mi atención en cosas positivas, vuelvo a tomar las riendas de mi vida para llevarme en una dirección más constructiva.

¿Por qué siento que no valgo?

Slide06

Voy a sentir que no valgo:

  • Si me enfoco en mis debilidades y pequeñeces
  • Si dependo de lo que los demás piensen de mí
  • Si permito que lo que sucede fuera de mi determine cómo me siento

Mientras mi atención esté puesta fuera de mi o en lo que creo que tengo “malo”,  le estaré cerrando las puertas a sentir mi valor.

Todo ese asunto empieza en mi habladera interior. Las vocecillas que imagino de los demás criticándome o juzgándome, en las que yo mism@ me bajo el piso, las que sólo ven lo negativo de mí.

Tengo que comprender que esas vocecillas fueron opiniones válidas o no, pero en todo caso destructivas. Las he aceptado como ciertas y ahora son creencias con autoridad dentro de mí.

Para darle vuelta a este asunto, elijo soltar toda esa majadería y decidir que ya es hora de sintonizar otra frecuencia. Elijo desarrollar otro programa completamente nuevo de mi manera de verme.

Elijo empezar a explorar mi capacidad de ser mejor persona, de desatar el potencial que llevo dentro que tal vez está un poco dormido. Elijo permitir que se manifieste lo bueno dentro de mí.

Ahora voy a enfocar mis debilidades como algo que quiero mejorar y no como una razón para darme con el látigo. Quiero trabajar mis pequeñeces con gentileza.

Voy a soltar lo que creo que los demás piensan sobre mí y enfocarme en construirme de nuevo.  Voy a construir, sólo construir, mejorar, avanzar y crecer.

Esa intención hará que abra mis válvulas energéticas y empiece a fluir mi energía positiva. Así sentiré cada vez más mi valor.

Sintiendo la atracción

Slide16

Atraigo a mi vida todo lo que vibra de manera similar a la manera en que estoy vibrando.

La emoción me permite sentir la vibración como algo agradable o desagradable, como algo rico o feo. Cuando tengo un pensamiento y siento la emoción que ese pensamiento genera, emito una vibración. Al vibrar de una u otra forma, atraigo más de eso mismo.

En la dimensión terrenal, esto se manifiesta con toda exactitud. Lo que soy, tengo y hago es consecuencia de mi atracción.  Entonces, todo lo que me rodea es tal y como es porque en la dimensión vibratoria lo he atraído – me he alineado con esa frecuencia de vibración.

Si quiero atraer la vida de mis sueños, vibro en esa frecuencia hoy – ya.  Me la imagino, la proyecto, la pretendo, la invento, la creo y la re-creo de cualquier manera, con cualquier excusa.

Me apunto en la luz

Slide21

Quiero estar matriculad@ siempre del lado de la luz.

Si de algo tengo claridad, es de eso.

Quiero aplanchar mis arrugas y recoger mis regueros. Quiero dejar atrás mis resistencias: enojo, miedo, tristeza, preocupaciones y todos los demás pensamientos que me disminuyen y emociones que me destruyen.

Quiero fortalecer mis virtudes: sentir más amor por mí y por los demás, vivir con más alegría, más coherencia, más inspiración y cada vez con más sabiduría.

Conecto con la luz cuando conecto con mi esencia, con lo mejor de mí.

Ya sé que:

  • El torrente de energía positiva, creativa e integradora fluye deliciosamente en mi estado natural de bienestar
  • Lo que me desconecta de la luz son los pensamientos y emociones negativas – las resistencias
  • Al relajar, aflojar y dejar ir las tensiones, permito que la energía de mi esencia empiece a fluir
  • Al conectar con mi esencia me centro, me integro e inicio el proceso de desatar todo mi potencial
  • A partir de allí me construyo de manera impresionante

Allí está mi verdadera fuerza.

¿Que será de mi vida?

Slide11

Causa y efecto: mi pensamiento es causa y mis condiciones de vida son el efecto.

La dirección que le he dado a mi energía (pensamientos con emoción) es la causa de donde estoy y de las circunstancias que me rodean.

Ya dejo de creer que hay un destino trazado para mí y que no tengo más remedio que vivirlo. Nada ni nadie me impone mi destino, más que mis propias creencias y expectativas.

Parafraseando al poeta Amado Nervo: yo soy el arquitecto de mi propio destino.

Es mi elección si produzco pensamientos constructivos y optimistas que me llevarán a estados mentales en los que podré vivir las cosas que quiero vivir o si produzco pensamientos negativos y pesimistas que me limitarán y disminuirán.

Esto no es magia ni cosas raras. La mente subconsciente responde a las instrucciones que doy con mis pensamientos al punto que si pienso que puedo hacer algo, organiza las cosas de manera que lo logre. Pero si parto de que no puedo, organizará las cosas para que así sea.

¿Cómo hago para sentir que valgo?

Slide07

Los pasos para sentir mi valor son:

  • Reconocer las voces dentro de mi mente que me disminuyen
  • Reformular lo que dicen esas creencias y opiniones
  • Poner mi atención sólo en pensamientos constructivos
  • Tener conciencia de la emoción que generan unos y otros
  • Reconocer que los pensamientos que se sienten bien son los que me construyen y los que se sienten mal me disminuyen
  • Elegir la dirección de mis pensamientos
  • Silenciar mi mente para permitirme sentir mi esencia
  • Fortalecerme con la fuerza interior que brota
  • Empezar a disfrutar de este camino, apreciando cada pequeño paso que logre dar

En estas páginas tendré la guía necesaria para emprender este fabuloso viaje.  Por ahora lo importante es elegir si quiero un cambio importante en mi vida o si prefiero mantener las cosas como están, sobre todo mis creencias viejas.

La ley de la atracción no me funciona

Slide15

En la película El Secreto no nos explicaron el secreto.

“Supongamos que la cosa es así de fácil como decís.  Explicame entonces, si siempre he soñado un montón de cosas que quiero, ¿por qué no me llegan?”

Porque en cierto momento vibro riquísimo con esto que quiero, pero de inmediato me pongo a pensar que no lo podré conseguir con el dinero que recibo, que eso sólo existe en las películas o que no me lo he ganado. En un momento siento la maravilla de la vida de mis sueños y de seguido interpongo la resistencia.

La resistencia es todo aquello que me bloquea, que me limita y que se siente muy feo. El miedo a lo que podría pasar, la duda de dejar atrás lo que ahora es, el enojo de que he querido y no lo he tenido, las creencias de que no puedo, no lo merezco o no lo creo, son todas resistencias que me cierran las puertas.

Por un lado lo atraigo y por otro le cierro las puertas.

Por un lado vibro en armonía con lo que quiero y de inmediato me pongo a vibrar en oposición a lo que quiero.

Para atraer lo que quiero tengo que mantenerme vibrando en armonía con lo que quiero.

No es que tengo que estar pensando todo el tiempo en eso. Es estar alegre, confiad@ y con gratitud – justamente las emociones que siento cuando pienso en lo que quiero.

Hace casi dos mil años Marcos 11:24 lo sintetizó de una manera proverbial: “Por eso les digo, todo lo que pidan en oración, crean que ya lo han recibido y lo tendrán.”

Ese es el mejor resumen del proceso de atracción que conozco.

La mejor etapa de mi vida

Slide26

Estoy por crear la mejor parte de mi vida.

Desde el momento en que yo elijo una actitud hacia la vida que sea acorde con lo más auténtico de mi ser, me empiezo a sentir libre de todas esas cargas que vengo arrastrando desde tiempo atrás.

Esas cargas son los hábitos de pensamiento y sentimiento (y creencias y expectativas) que aprendí desde muy temprano y de los cuales normalmente no soy muy consciente.

Pero ¡suficiente!

Ya no quiero arrastrar más cargas. Ahora sólo quiero lo que me fortalezca, me alegre y me libere.

Elijo desde lo más profundo de mi ser, construir la vida que siempre he querido vivir. Lo haré paso a paso, con gentileza y con mucho amor hacia mí mism@.

Qué delicia sentir esa fuerza. ¡Qué libertad! ¡Qué cosa más extraordinaria!

Soy responsable de lo que me sucede

Slide05

Si yo soy el/la arquitect@ de mi propio destino…

…entonces todo lo “bueno” y “malo” que me rodea lo he provocado yo mism@.

Si me va bien es porque he conectado con la vibra que hace que las cosas me salgan bien, que atraiga lo que quiero y que disfrute de la vida.

Si me va mal, lamentablemente yo soy quien se ha puesto en el lugar y momentos justos para que las cosas vayan mal, con mi mente cerrada y sin alcanzar a ver las oportunidades frente a mis propios ojos.

Las personas más felices, los líderes más influyentes, los pensadores más célebres y las empresarias más exitosas tienen en común la cualidad de asumir la responsabilidad de lo que sucede en sus vidas. Si les gustan los resultados, siguen haciendo más de lo mismo. Si no, cambian su manera de pensar para cambiar los resultados.

No hay nada más enriquecedor que asumir la responsabilidad de todo lo que me sucede en la vida. Dejo de culpar a los demás o a la sociedad, dejo de quejarme y dejo de juzgar.

Me libero de toda esa pequeñez y asumo las riendas de mi destino.